Andros presbítero Mysterium vitae
Andros presbítero Mysterium vitae

¿QUIEN ES TONTO?

OPINION FRENTE AL SECESIONISMO

¿ES RAJOY TAN TONTO COMO DICEN?

 

    Con Rajoy se puede estar en desacuerdo en muchas cosas. De hecho yo nunca entenderé como no gestionó su mayoría absoluta de otra manera, y como volcó el peso de la crisis sobre los hombros de la gente, atacando especialmente el sector educativo y el sanitario, y subiendo mucho los impuestos. Dejando sin casa a la gente y reflotando bancos con el dinero de todos, incluso el de los mismos desahuciados. ¿Pero es tonto?.

    Los que afirman esto aprovechan el conflicto secesionista del noreste hispano, para encontrar múltiples razones. No participo de su opinión. Pues Rajoy es un político de armas tomar. Porque como tal actúa en un sentido cuasi maquiavélico. 

    ¿Ha gestionado el conflicto secesionista como un tonto? Pienso que no. Creo que lo ha afrontado como un maratón. Se ha puesto al paso de la carrera secesionista. A veces pareciera un ciclista subiendo un durísimo puerto de montaña. Correr todas las mañanas debe insuflar paciencia, resistencia y mucha fortaleza. 

    ¿Qué ha logrado a lo largo de estos días? 

1º. Ha dejado en evidencia a los mosos como cuerpo policial. Es más los ha quebrantado internamente. Si quisiera tiene motivos más que suficientes para clausurar dicho cuerpo. Porque su desobediencia ha quedado patente mediáticamente hablando. Y eso pagando el precio de que las fuerzas policiales del estado central pasen momentos duros y difíciles ante todas las instancias del estado y muchos grupos informativos nacionales y extranjeros. Incluso ante representantes políticos de otros países.

2º. Ha dejado igualmente desnuda a TV3, como institución informativa solvente y manipulada por el actual secesionismo.

3º. Ha movilizado a la sociedad no secesionista del noroeste hispano: tanto el tejido financiero, empresarial y popular, con forma esta última de macromanifestación que por más que haya querido ser ninguneada, ha resultado evidente para toda la opinión pública internacional. 

4º. Ha detenido el uso del artículo 155 para no ser acusado de acabar con la autonomía de esa región. Y ha conducido a los secesionistas al brete de tener que incurrir en sedición y en rebelión contra el Estado antes de hacerlo, si es que en algún momento lo hace. Porque igual ni necesita hacerlo. Porque con jueces y policías de momento está haciendo valer la constitución sin llegar a mayores medidas.

5º. Ha usado la Corona indirectamente para aplastar con un mensaje inaudito las aspiraciones secesionistas, motivando al presidente de esa región hispana a que incurra en palabras torpes para afear al monarca reinante y a lo que este representa. Lo que ha aumentado el número de contrarios al secesionismo.

6º. Ha provocado que todo el mundo pueda ver como las instituciones regionales de enseñanza manipulan a los niños y jóvenes de ese lugar con visiones interesadas de la historia del lugar, desde el enfoque secesionista.

7º. Ha dejado a la extrema izquierda suicidarse sola por su actitud ambigua, sino partidaria, de los planes de los secesionistas contra la España constitucional. El abucheo del líder de ese espectro político es un signo claro de lo dicho y su ausencia en la manifestación del domingo 8 de octubre aún acentúa más su falta de identificación con el deseo mayoritario de la población hispana.

8º. Ha reabierto el debate interno en el partido mayoritario de la oposición, haciéndole aparecer ante todos como un grupo incapaz de asegurar el destino de la nación, por sus dudas y difíciles equilibrios para ser capaces de articular una solución real alternativa ante el problema que nos ocupa.

9º. Ha llevado el problema hasta el extremo de que si es necesario intervenir con un grado de fuerza mayor, serán pocos, los que no legitimen su decisión. Salvo claro está los partidarios del secesionismo.

10º. Ha demostrado de manera feaciente la inviabilidad económica de la deriva secesionista, salvo para los partidarios de dicha opción política. Y lo ha logrado con la fuerza de los hechos tanto en el ámbito nacional como  en el internacional.

    Para que algo se ponga bien, antes a veces, es necesario que se ponga mal, muy mal. Pues del caos suele salir el cosmos. Lincoln lo entendió y lo hizo. Y aunque le costó la vida, su visión política hoy es la que impera en los EEUU. ¿Juega a pasar a la historia de España como el que conjuró el secesionismo? Eso está por ver, pero no me cabe duda de que es lo que está intentando. ¿Está calibrando bien los medios que está usando? Creo que le importa más el fin. Y si para reventar el secesionismo tiene que usar los medios que estén en su mano, creo que no me equivoco si digo que no le está temblando la mano. La valoración moral de su manera de proceder será opinable, cuestionable, y hasta censurable. No me cabe duda alguna. Pero los políticos no obran conforme a la moral, sino conforme a la legalidad. ¿Está actuando de manera ilegal? Su modo de obrar ha dejado en evidencia que los que actúan ilegalmente son los secesionistas. Hasta la oposición en esto le da la razón, salvo algunas minorías parlamentarias. 

    Como verán ustedes no es la moral, lo que decide esta cuestión. Moralmente suponer hoy que lo que logra el bien común es el secesionismo, en esta era global, donde los problemas más importantes del mundo: calentamiento global, inmigración ilegal, terrorismo internacional, amenaza nuclear, crisis económica, etc…, solo hallaran una solución eficaz en términos globales, nos lleva a entender que las fronteras lejos de ser una vía resolutiva, empiezan a ser ellas mismas una parte sustancial del problema si queremos solucionarlos. El bien común hoy salta por encima de las fronteras. Usar hoy las diferencias culturales para enfrentarnos no deja de retrasar la historia y proceso. La diferencia cultural no debe usarse como causa de enfrentamiento porque más bien al contrario supone una hermosa riqueza para todos. 

    La pregunta era si Rajoy era tonto. No era si la bondad dirige sus actos. No era si su postura es la mejor. No me cabe duda. Es un político duro, muy duro. Y aguantarle al pulso no resulta fácil. Acusarlo de tonto simplemente supone que quien lo acusa a él de semejante postura, se define a sí mismo como quiere retratar al presidente. Correr junto a Rajoy para ganarle en el maratón, no es una empresa imposible, pero sí es muy difícil. A quien se le ocurra hacerlo le recomiendo que trace bien su estrategia y mida sus fuerzas, porque su contrincante lejos de ser un inepto, tiene las ideas muy claras y la sangre muy fría. A veces Rajoy no parece español simplemente porque no es apasionado ni impaciente. Con Rajoy cuidado, ya son muchos sus contrincantes, que han quedado destrozados en el camino. En su partido y fuera del mismo. Si aún no te has dado cuenta de esto, mejor sería que no te jugaras con él tus cuartos. 

    Acúsalo de lo que quieras pero no digas que es tonto. Porque a mi juicio estás equivocado. Reventar al secesionismo de una vez por todas, reventar a la extrema izquierda y a la izquierda vergonzante y dubitativa, y mantener viva una constitución amenazada desde varios frentes, es una batalla dura de ganar. Y el gallego en estrategia no va falto. 

    ¿Me gusta como se está llevando este tema? No. Pero tampoco me gusta el propósito secesionista que está causando el problema desde hace años enseñando odio a muchos hijos del noreste hispano. Las guerras siempre me desagradan. Y aquí hay una guerra que de momento no ha causado muertos. Estamos ante un choque de estrategias. Y el que sea mejor vencerá en el campo de batalla. Pero dar por ganada la guerra pensando que el contrincante es tonto no llevará a nadie a la victoria. 

    Por mi parte creo que este debate es una locura. Más que levantar nuevas fronteras o muros, creo que habría que derribar las que hay. El bien común no lo construiremos pensando que el mundo es una urbanización de bonitos chalets. Es un edificio y los problemas nos afectan a todos porque son estructurales, esto es, globales. El nacionalismo es un error. Macron no anda equivocado. Tampoco se equivocaba el Papa Benedicto cuando nos invitaba a dotarnos de una instancia política global con capacidad real de gobierno en términos planetarios. No creo que esto sea lo que quieren los que pasean banderas. Solo reconozco una nación y se llama tierra, y solo una nacionalidad, y se llama humanidad. Me sonrojo ante este debate. El mundo de hoy, no sabe de fronteras, internet y un móvil ya nos lo están indicando. Estamos perdiendo un tiempo precioso, y muchas energías en caminar hacia el futuro estando atentos a la voz de la historia. Lástima que nuestra respuesta sea esta. Recuperemos el sentido común. Ya no somos hombres medievales ni decimonónicos. Pero actuamos como tales. Yo recuerdo a Delibes viendo este trance histórico y me dan ganas de decir como Él: “que paren este tren que yo me bajo”. Pero no lo haré, ni puedo ni quiero. Solo creo que la globalización sensata construirá el bien común. De modo que mantengo con total rotundidad que somos tontos si actuamos en este momento como nacionalistas o secesionistas, si creamos o mantenemos fronteras detrás de muros. El nacionalismo polaco y otros podrán ser épicos, pero han llegado demasiado tarde. El mundo de hoy ya es otro. Las naciones crean y mantienen problemas. Es lo que pienso. 

    Tonto es el que actúa en contra del signo de los tiempos: globalizarse o fracasar. Lo demás me parece una idiotez supina. Ahí está lo que significa ser tonto en este momento presente. ¿Rajoy piensa de esta manera? Pregúntenle a él, porque ahí a mi juicio encontraréis la respuesta a la pregunta del principio. 

 

Contacto

ANDROS Mysterium vitae
MURCIA (España)

Correo electrónico: katolikos@icloud.com

katolikos@hotmail.com
 

Presbítero Católico

Nuestra oferta

En www.bubok.es podrás encontrar todos mis libros publicados. Los que aún pueden adquirirse porque no se han agotado las ediciones. Basta que busques por mi nombre:

Andrés Marín Navarro.

ANDROS Mysterium vitae en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ANDROS Mysterium vitae