Andros presbítero Mysterium vitae
Andros presbítero Mysterium vitae

¿QUE PASARÁ EN ESPAÑA A PARTIR DE JUNIO 2018?

Texto no apto para integristas políticos. Leerlo puede provocar SINCOPE.

 

 

¿QUE PASARÁ AHORA EN ESPAÑA A PARTIR DE JUNIO DE 2018?

    Varios son los amigos que me han preguntado estos días qué pienso acerca de los sucesos que nos ocupan en España. 

    Pues pienso que este cambio de color del gobierno que se ha producido es plenamente constitucional porque vivimos en una democracia parlamentaria. Y ese es el quid de la cuestión. 

    En una democracia parlamentaria, en base a la representación tal y como aquí la entendemos (“me das total libertad para hacer con mi escaño y mi voto lo que me plazca a mí o a mí partido”); el parlamento se erige en estamento intermedio entre el pueblo y el poder ejecutivo, y secuestra la soberanía popular en aras de las prerrogativas de los que lo integran, que aunque están ahí puestos por el voto del pueblo, hacen con ese voto, lo que ellos consideran oportuno, muchas veces pisoteando sus propios programas electorales. Si además el representante electo está ahí gracias a la lista cerrada que ha confeccionado el partido, normalmente se comportará como una sombra de su grupo. Así que la democracia se torna una partitocracia, donde nuestro poder reside solo en elegir al partido en cuestión para que después pueda hacer lo que quiera.

    Si además en ese contexto, el parlamento tiene la capacidad de elegir al presidente del gobierno (como en nuestro caso), pues puede ocurrir lo que ha sucedido en España en Junio de 2018. El sistema parlamentario tiene estas cosas. 

    A mi no me gusta nada nuestro sistema. Porque consagra el principio básico del despotismo ilustrado: “TODO PARA EL PUEBLO PERO SIN EL PUEBLO”. Votar en este sistema no es sinónimo de libertad ni de soberanía popular. En este sistema la soberanía es parlamentaria. Porque el parlamento representa haciendo un uso totalmente libre de su oficio, sin tener la obligación legal de ser fiel a lo que ha prometido, con lo cual, más allá de la obligación “moral”, nada está obligado a hacer, y claro, algunos (la mayoría), la “moral” la tienen olvidada o muy laxa. De modo que el parlamento es el poder instituido que todo lo decide sin dar más explicaciones. Es la mente del rey absolutista, los diputados las neuronas y sus decisiones el resultado de sus alianzas. Y el pueblo dentro de cuatro años o cuando a ellos les plazca a través de su “presidente” designado, ya tendrá ocasión de volver a ponernos aquí a los que los partidos designen según sus gustos y sus listas cerradas.

    Salvo que las cortes franquistas eran elegidas por el dictador y sus “ad lateres”, poco difieren en sus funciones de las actuales. Estas son elegidas por la gente, pero en un proceso totalmente controlado por los partidos y con capacidad de ejercicio plenipotenciario e indiscutible (absolutista), y con capacidad de nombrar al  poder ejecutivo y al poder judicial. Bien dijo aquel, que “Montesquieu” en España estaba muerto, y al parecer, “bien” muerto. 

    ¿Es posible otro modo de hacer las cosas? Estados Unidos de America. El pueblo elige directamente al presidente. El pueblo elige a muchos estamentos del poder judicial. El pueblo elige a los parlamentarios, en un régimen de listas abiertas, y pudiendo cambiar el color de la cámara cada dos años, por si acaso se les ocurre defraudar mucho a sus electores. ¿Es “presidencialista”?. Es liberal. No es perfecto, sin duda. Pero ahí es más difícil ser un déspota ilustrado, donde pueda hacerse “TODO PARA EL PUEBLO, PERO SIN EL PUEBLO”. Porque presidente es quien el pueblo elige. Porque el poder judicial está supervisado por el pueblo que elige incluso muchos de sus estamentos. Porque el congreso bicameral, no es el imperio de la partitocracia, gracias a las listas abiertas, y cada dos años, la mitad de sus escaños, deben rendir cumplidas cuentas a quien los ha elegido personalmente en circunscripciones. 

    Aquí en España tenemos otra cosa. Si crees que la democracia tiene grados, pues entonces te diré que tenemos “menos” democracia. Si crees que la democracia es o no es, y que no hay graduación posible de la misma, pues tú solito con tu enfoque te acabas de responder.

    Yo sólo sé que a mí esto de aquí no me gusta nada. Porque he visto a partidos prometer que no subirían los impuestos y los han multiplicado, y no ha pasado nada. Porque he visto ha partidos prometer que nos sacarían de alianzas militaristas y luego nos han metido en ellas…. He visto demasiado ente intermedio haciendo lo que le place, cuando había prometido otras cosas. Y no he tenido la oportunidad de controlarlo hasta que no han pasado cuatro años, si es que ellos no han visto la oportunidad de convocarme a votar antes. Y tengo claro que yo pocas veces me he sentido representado por sus decisiones y sus acciones. Si he percibido que se me decía “todo es para ti pero sin ti, que para eso, ya estamos nosotros”. Debo ser un demócrata presidencialista, una suerte de liberal empedernido. Por eso no encajo en una democracia parlamentaria tan ilustrada como despótica. 

    ¿Como nos irá con este nuevo presidente que se han elegido entre ellos? Como ellos quieran que nos vaya. España sufre un proceso fuerte de desintegración por parte vasca y catalana donde hay un alto indice de separatistas. Y los separatistas han puesto a este nuevo presidente, aún más débil que el anterior. Cuanto peor para España, mejor para ellos. España sufre un supuesto crecimiento económico de bonitas cifras globales, pero eso sí, sobre un endeudamiento del noventa y tantos por ciento sobre el PIB, lo que nos hace depender de la financiación extranjera y de su bendita “prima de riesgo”. O sea dicho en lenguaje coloquial: “palicos y cañicas” sujetan nuestro crecimiento. Y los antisistema, que se “cagan en el capitalismo a diario” han votado al nuevo presidente. ¿Qué saldrá de aquí? Pues como no soy profeta, solo diré lo que puedo decir: LO QUE SUS SEÑORÍAS QUIERAN, PORQUE AQUÍ BIEN CLARO NOS DEJAN, QUE TODO ES PARA EL PUEBLO, PERO SIN EL PUEBLO, PARA ESO YA ESTÁN ELLOS. De lo demás, de lo que vendrá, como no se sabe, a pesar de las imaginaciones, es mejor no hablar. Ya vimos ayer que la pana dio paso a la seda, y los mercados bendijeron “El cambio”. Total, por “el bien del pueblo, ellos pueden hacer lo que quieran” hasta tirarnos al abismo, si así lo consideran y aunque nos hayan prometido otra cosa, o incluso nada, como en este caso. Siempre puede ocurrir lo que nos enseño el “gatopardo”: “todo debe cambiar para que todo, pueda seguir igual”. La izquierda con presupuestos de derechas por ejemplo. Maravillas de la democracia parlamentaria que disfrutamos. Democracia “made in spain”, con separatistas y todo a bordo.  

    En fin si España se rompe y se hunde, (que puede pasar, si así lo estiman sus ilustradas y despóticas señorías), solo espero que Murcia, pueda convertirse en miembro de EEUU, a pesar de Trump y sus tintes, al menos allí el liberalismo penetra todos los poros de su añeja y enmendada constitución. Y además el Dolar y el Euro son igual de “pavos” y no difieren tanto.             

    ¡Santiago, Hijo, si puedes haz algo por nosotros! Porque a ZP y a Rajoy nos hicieron creer que los pusimos nosotros con nuestro voto mayoritario, pero a éste lo han puesto ellos. Ya no podremos ni consolarnos diciendo aquello de que en las democracias los pueblos tenemos los gobiernos que nos merecemos por haberlos elegido. Hoy y aquí no ha pasado esto, ya, no guardan ni las formas. Sus ilustradas y despóticas señorías se bastan solas.         ¿Querrán los miembros del PSOE que los separatistas, los etarras, el populismo, y otros personajes dirijan su partido? Yo viendo a Susana Díaz y otros que conozco, creo que no. ¿Pero que importa eso? Lo que importa es el partido y el grado de egolatría del líder, que dejo de ser ilustrada y despótica señoría, por renunciar a un escaño al que ahora se moría por volver. ¿Y con estos mimbres me pedís que haga una prospección de futuro de lo que le puede pasar a España? España es “ABSURDISTAN” como bien dijo el andaluz, nada más puedo añadir como ciudadano absurdistaní con 50 añazos a las costillas. 

 

 

ANDROS 

CIUDADANO ABSURDISTANÍ,

NI SEÑORÍA NI DESPÓTICA,

PERO SI ILUSTRADO.

Contacto

ANDROS Mysterium vitae
MURCIA (España)

Correo electrónico: katolikos@icloud.com

katolikos@hotmail.com
 

Presbítero Católico

Nuestra oferta

En www.bubok.es podrás encontrar todos mis libros publicados. Los que aún pueden adquirirse porque no se han agotado las ediciones. Basta que busques por mi nombre:

Andrés Marín Navarro.

ANDROS Mysterium vitae en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ANDROS Mysterium vitae