Andros presbítero Mysterium vitae
Andros presbítero Mysterium vitae

¿El Islam es un Cáncer?

Publicado en "De godos y católicos"/ EL TERRORISMO NO ES RELIGIÓN

  ¿EL ISLAM ES UN CANCER? 

 

    Tras las matanzas de París, de Túnez y, ahora Barcelona, después de las acciones macabras del nuevo califato, me vuelvo a preguntar por el Islam.

    ¿Es una realidad demoníaca como algunos exaltados sectarios norteamericanos afirman? ¿Es la Bestia de siete cabezas: la Meca? y la bestia que sale del mar ¿es Medina? ¿El profeta locuaz y anticristo es Mahoma? dado que el numero 6 acompaña el islam en su nacimiento ¿es su naturaleza diabólica? ¡NO!. Evidentemente esta lectura simplista y sectaria de un libro tan complejo como el Apocalipsis no guía mi pensamiento. Pero tampoco lo hace la voz de los que llevados del  ingenuo progresismo occidental creen que el Islam será moderado por la modernidad.

    La ilustración ha fracaso en el mundo islámico. La secularización en los países islámicos está sucumbiendo poco a poco a los embates de fuerzas integristas. El reformismo religioso moderado es profundamente criticado y atacado por los integristas e incluso por amplios sectores de la población en determinados lugares. Y se los considera traidores porque se permiten interpretar el Corán más allá de la lectura literal, siendo acusados de idólatras por ellos. Por fabricar ídolos al amordazar al Corán con sus hermeneúticas falsas. Ni siquiera los místicos sufíes son bien vistos por los integristas. El radicalismo arrasa la modernidad laica, las interpretaciones reformadoras del mismo y la experiencia mística en el Islam. Lo que aborta cualquier posibilidad de apertura.

    Así pues de nuevo llevan al resto de la humanidad al mismo callejón sin salida: el guetto. Bien decía un musulmán que el islam nunca emigra solo cambia de lugar. Por eso no se adapta. Crea una umma naciente según los parámetros de Mahoma. En la primera etapa cuando es un grupo pequeño tolera para poder se tolerado y crecer. En la segunda etapa, cuando es mayoritario impone su criterio y acaba con lo diferente. Y entre medias la lucha violenta es considerada guerra santa y arma para expandir el Islam. De modo que según estas pautas no cabe mas que aislar al colectivo, que como un tumor, en cuanto se sale de madre invade todo, eliminando todos los tejidos que son distintos del suyo propio. 

    Repasando el Corán superada la primera etapa mequí, lo que encontramos como revelaciones de Medina, no se entiende sin el recurso constante a la violencia y a la guerra. Y lo que en primer lugar era tolerancia ahora es sustituido por la beligerancia. Algunos de los textos que propone ponen los pelos de punta. Y dejan en suspenso aquello de que Dios es clemente y misericordioso. Incluso los que pretenden espiritualizar la guerra santa como una invitación a la lucha personal contra el pecado, son reprobados por los que se llaman verdaderos musulmanes.

    El Islam en sí mismo en tanto que no reformable o reinterpretable según los islamistas radicales se torna diabólico, pues acaba con los derechos humanos sin pensárselo dos veces. El Islama cuando se torna integrista es tan perverso y asesino como las ideologías nazis y soviéticas.

    Así que el problema no son los magrebíes, ni los bereberes, ni los árabes, ni los indios, ni los persas, ni los egipcios, ni los mauritanos, ni los centroafricanos, ni los libios, ni tampoco los turcos, ni los indonesios o malayos, tampoco lo son los centroasiáticos, ni los beduinos. El problema es el Islam pétreo y monolítico. Si este se niega a reinterpretarse, si se niega a espiritualizarse, entonces y solo entonces: el Islam es el problema. Y si es así, lo mejor que puede hacer por la humanidad es desaparecer. Pues mientras que esta linea de islamismo radical impere, todos los pueblos que se dejen conducir por él, serán como Ismael y vivirán siempre en guerra contra todos sus hermanos. Como ya preludia la Biblia.

    Evidentemente no creo que Avenarabí, mi querido paisano, sea un radical que haga daño a nadie. Tampoco lo creo de Rumí ni de los danzantes derviches. Pero no puedo decir lo mismo de AvenTaymiya. Y de muchos otros. El califato pretende decir que su Islam es el único Islam. La interpretación wahabbí y salafista nos ha llevado aquí. Si es así, si se empeñan en que sea así, volveremos a vivir guerras religiosas. De este modo lo que ha pronosticado el choque de las civilizaciones para el futuro, no andará muy desencaminado. Y darán lugar a que expresiones como “reconquista” vuelvan a tener sentido. Y a que viejas añoranzas de liberar a Constantinopla y otros lugares, ayer romanos, vuelvan a parecer una opción plausible. Y los neonazis balcánicos harán palmas con las orejas. Y no me extrañaría que al final fuera santificada Isabel primera de Castilla y España, reina católica donde las haya, y beato Felipe III, por haber terminado este de expulsar a los moriscos. Porque ante las constantes amenazas contra España, antiguo Al-Andalus (esto es: tierra de Vándalos), Santiago matamoros, como imagen, volverá a tener sentido. Un neurótico neurotiza su ambiente. Y estos locos, terminarán por sacar de nuestro corazón lo peor que llevamos dentro, haciendo de nosotros bestías sanguinarias como ellos mismos. Cosa que cuando los arsenales nucleares están repletos, resulta extremadamente peligroso, sobre todo para los que no cuentan con armas nucleares operativas para ser usadas en cualquier lugar del mundo. 

    YO NO QUIERO ESTE MUNDO. Pero el tema es ¿lo quieren ellos?. Porque si insisten sólo nos dejaran una salida: no podemos ser pasivos ante los agresivos, y para ser asertivos con ellos, sólo nos dejarán una salida: Luchar. Y cuando se luche, inocentes pagaran por culpables. Las guerras siempre dan lugar a eso. Y aunque los llamemos daños colaterales, no dejará de ser una vez más Abel quien muere a manos de Caín. La tierra volverá a regarse con la sangre de los Santos Inocentes. Ojalá y que nuestro horizonte no sea este Armagedón. Porque nuestra brutalidad volvería a avergonzar al buen Dios por habernos creado. El odio no lleva a ninguna parte. Solo el amor nos da un futuro. Avenarabí lo entendía, pero el “neo califa”, no. Ojalá y que los pueblos que profesan el Islam no se dejen contagiar por este islam tóxico, pues si esta es la verdadera pureza del Islam, entonces es un cáncer salvaje que necesariamente habrá que extirpar si no queremos que nos mate a todos. Aislarlo y extirparlo. Y es un horror que de nuevo una ideología, en este caso religiosa, acabe con millones de personas como las ideologías ateas comunista y nazi, han acabado en el siglo XX y XXI con millones de seres humanos. 

    En ese caso Allah recuperaría su rostro de diosa pagana asesina que solo con derramamiento de sangre humana conseguiría satisfacer su sed de devoción sagrada. Y dejaría de ser el Clemente y Misericordioso que verdaderamente es. Prefiero al Mahoma de la Meca que al Mahoma de la espada y los campos de batalla. ¿Realmente hay un Islam o varios? Pregunta difícil de responder incluso en sus mismos orígenes.

    EL ISLAM TIENE UN PROBLEMA INTERNO MUY SERIO QUE SOLO PUEDE RESOLVER EL. Nadie puede resolverlo por ellos. De modo que si no lo hacen no tardarán en surgir muchas voces que pidan que el Islam y sus miembros sean aislados. El tema es claro: Nadie admitiría inmigrantes de una zona infectada por un virus incurable sin antes verificar que la persona en cuestión está libre de la enfermedad. Lo hemos vivido hace poco con la última crisis del Evola. ¿Pero como se establece que un imán no es una célula durmiente del virus del ISIS que puede despertar en cualquier momento contagiando a muchos a su alrededor?. Cuantos inocentes pagarían en ese caso la injusticia brutal de unos pocos. Pero esto debe resolverlo el mundo musulman en todos sus ámbitos: político, social, cultural, económico y como no, religioso. ¿Será lo que pase? Unos dicen que sí, y los llaman ingenuos "buenistas", otros dicen que no, y los consideran racistas e intolerantes. Mientras tanto mueren inocentes y algún que otro lider mundial empieza a pedir cierre de fronteras, alzamiento de muros y establecimientos de cuarentenas. Y aquí estamos. La solución urge, pero ¿el mundo musulman se da cuenta?.

    El problema da vértigo. Pero lo cierto y verdad es que está ahí y el siglo XXI se ha iniciado con él encima de la mesa. Las torres gemelas fueron el pistoletazo de salida. Y sendas guerras han seguido a tal locura. Y múltiples atentados. Y como siempre muchos muertos. El Apocalipsis se empeña en emerger. Y eso me hace entender que el ser humano no es racional, sólo tiene capacidad de razonar, pero por desgracia no siempre la usa. Y aquí estamos otra vez, volviendo a tropezar en la misma piedra. Que Dios nos de luz para que en su nombre no matemos más gente: ¡YA ESTÁ BIEN DE TANTA BLASFEMIA! Pues claro dejó Dios a Abraham que matando a su hijo Isaac, no glorificaba su santo nombre. 

 

Andrés Presbítero

Contacto

ANDROS Mysterium vitae
MURCIA (España)

Correo electrónico: katolikos@icloud.com

katolikos@hotmail.com
 

Presbítero Católico

Nuestra oferta

En www.bubok.es podrás encontrar todos mis libros publicados. Los que aún pueden adquirirse porque no se han agotado las ediciones. Basta que busques por mi nombre:

Andrés Marín Navarro.

ANDROS Mysterium vitae en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ANDROS Mysterium vitae